JORNADA DE ANÁLISIS DEL MERCADO INMOBILIARIO

La organizó el CECI en la Bolsa de Comercio de Santa Fe

 

La Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios (CECI) de Santa Fe, que preside el arquitecto Walter Govone, adherida a la Bolsa de Comercio de Santa Fe, organizó en la sede de la institución, una jornada de intercambio y de análisis que abarcó las perspectivas de la economía argentina luego de la devaluación de mayo/junio, y las situaciones derivadas del nuevo esquema cambiario en el mercado inmobiliario, tanto para ventas de inmuebles como para alquileres.

La jornada fue abierta por el corredor Govone y por el presidente de la BCSF, señor Ulises Mendoza.

El señor Mendoza destacó que en momentos de dificultades como los que se estaban viviendo, era necesario que la Bolsa y las Cámaras adheridas trabajaran en conjunto y en equipo para realizar un plan de trabajo.

Agradeció la presencia de los asociados a la CECI, más de una treintena de ellos presentes, y explicó que también la BCSF estaba afectada por la situación general y por un mensaje del Poder Ejecutivo provincial para su tratamiento en la Legislatura sobre impuestos, tema -dijo- que “se trabaja en conjunto con la Bolsa de Comercio de Rosario”.

Por su parte, Govone manifestó que la variación en el precio del dólar había prácticamente paralizado el mercado inmobiliario, generando cambios en las tasaciones y en el precio de los alquileres.

Agregó, que la situación en el interior del país se presentaba diferente a lo que ocurre en la capital federal, que es la que aparece en los medios de comunicación nacionales, por lo que la jornada tenía como propósito intercambiar visiones y advertir que el sector debía estar atento a los proyectos que persiguen “regular el corretaje inmobiliario”. “Los problemas de viviendas no pasan por los honorarios de los profesionales inmobiliarios, sino por las políticas activas para el sector”. Y agregó que “en la Argentina no había políticas de largo plazo”.

Recesión profunda

Al finalizar la presentación inicial se cedió la palabra al coordinador del Centro de Estudios y Servicios, Lic. Pedro Cohan, quien hizo una breve exposición de la evolución económica del mundo y el país, a partir del análisis de tres ítems: la evolución de la actividad económica; la evolución de los precios y el tipo de cambio (ver power point).

A modo de síntesis, el país creció en 2017 un 4,5%, pero en 2018, al mes de mayo, la economía ya se contrajo un -2,9% en el marco de un contexto económico mundial y regional favorable.

“Después de noviembre de 2017, empieza a caer la actividad y el país actualmente ya se encuentra en términos técnicos ‘en recesión’. En la provincia pasa más o menos lo mismo pero se manifiesta en tiempos distintos: fue en febrero/marzo, que la actividad hizo un giro, pero lo cierto es que también está en recesión”. Agregó que recesión significa que “la actividad económica cae en todos sus sectores: empleo, consumo, entre otros”

En el segundo ítems abordado por el Lic. Cohan fue el comportamiento de la inflación. Al respecto consignó que en 2017, ésta fue del 24,7%, en tanto que la expectativa para el 2018 se ubicaba en el 20%.

“Sin embargo, de enero a mayo los precios crecieron para minoristas en un 12% y en el segmento mayoristas un 22%. La expectativa interanual, ahora, se centra en un 30 o 35% para el año”, remarcó. Cohan agregó que la “situación económica actual sorprendió; ningún sector la esperaba”.

En cuanto al tipo de cambio, el coordinador del CES explicó que la devaluación monetaria entre 2007 a 2013 fue del 111% y la inflación del 340%.  Pero entre 2014 y 2018, la inflación se ubica en el 194,7% y la devaluación de 361,5%.

“Como se observa entre uno y otro período considerado, hay una inversión de resultados”, explicó el Lic. Cohan quien agregó que “inflación y devaluación en algún momento convergen”.

Consideró que si bien la devaluación ayudó para la exportación de distintos sectores de la economía real, la Argentina se encuentra en una posición poco competitiva respecto de otros países que tienen mejor estructurado su mercado exportador y han debido también devaluar sus monedas. “Quizás nos falte un poco más de devaluación”, agregó el Lic. Cohan. “Si analizamos el dólar convertibilidad, el precio que tendría que tener sin Lebac es de $ 20 pero con Lebac es de $40”, aclarando que esto no significaba que pueda llegar a ese valor en el corto plazo pero que $28 no es necesariamente un valor de equilibirio.

Como resumen consideró:

  • Que la actividad económica continuará en baja en el corto plazo

  • Que se debe prever una aceleración de la inflación en el corto plazo por efecto de la modificación del tipo de cambio, el incremento de los precios regulados y por la inercia.

  • En cuanto al tipo de cambio, indicó que los nuevos valores significan una mejora en términos de intercambio y que existe bajo riesgo de crisis de reservas por apoyo institucional. Sin embargo, agregó, hasta que no se reviertan las cuentas comerciales y no se liquiden divisas, no se podrá alcanzar fácilmente un escenario de estabilidad.

  • En cuanto a la relación inflación versus devaluación, en los últimos 4 años, la depredación superó en más de 85% a la inflación, pero el Lic. Cohan se interrogó si esta relación no podría darse vuelta.

 

 

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

13-07-2018  |  Imprimir

BOLSA DE COMERCIO DE SANTA FE
San Martín 2231 (S3000FRW) - Santa Fe - 342 4554734 - E-mail: secretaria@bcsf.com.ar - República Argentina
© 2015 - Bolsa de Comercio de Santa Fe - Derechos reservados